El coaching y la escritura, mi dos Para qué.

“El nuevo paradigma del Elemento tiene que ver con permitirnos acceder a todas las formas en que se experimenta el mundo y descubrir donde se encuentran  los verdaderos puntos fuertes de cada uno.”

“The Element”, ken Robinson

cerebro-literatura

Si me preguntan qué me siento más, escritor o coach, es como cuando le preguntaba a mi madre de pequeño a quien quería más si a mi hermano o a mí, y me decía: “ si me arrancas uno de los dos dedos, cual crees que me dolerá más…igual, ¿verdad? Pues eso hijo, no se puede elegir…”.

El coaching es mi profesión, mi mundo, mi forma de ver la vida y mi filosofía. Sé que a muchos les puede costar comprenderlo., pero ya dije hace mucho tiempo en una entrevista que yo no busqué el coaching, me encontró a mí.  Durante toda mi vida he buscado caminos que se aproximen a la verdad, he leído en las fuentes originales de muchos autores, de gente con ideas, de personas que incluso han dejado su vida por defender sus valores y creencias. De  todas he sacado un mensaje claro: Sigue los dictados de tu corazón, escucha a tu mente y comprenderás a tu cuerpo.

Toda mi existencia he tenido un gran dilema: Cuando escuchaba a mi corazón, escribía, cuando seguía mi razón, estudiaba, formulaba, buscaba de forma empírica las razones científica que me demostraran qué hay más allá de los sentimientos, de las emociones, de las personas que triunfan y tienen éxito.

El día que comprendí que la mente regía nuestro cuerpo, que todas nuestras acciones parten de nuestros pensamientos, que alimentamos con positividad nuestras acciones o con negatividad, y que depende exclusivamente de cada uno de nosotros el posicionarnos de parte del miedo o del amor…Ese día tuve la mayor crisis existencial de mi existencia. Y crisis significa cambio, y el cambio es una oportunidad para avanzar o para estancarnos…Tú decides. Yo decidí evolucionar, apostar por mi cerebro emocional, darle su lugar a la razón, desarrollar mis competencias y habilidades emocionales, discernir lo importante de lo accesorio, eliminar todo lo que me hacía daño, priorizar en mis estrategias de mejora, no darle poder a mis creencias limitantes, emponderan mi ser, desaprender para reaprender, resetear mis valores y creencias y seguir el camino de la transformación…..

Y lo hice acompañado de la música y la palabra…Como todos los actos que han sido importantes en mi vida, acompañados por una banda sonora, una buena puesta en escena y palabras que sirvan para crecer….Ahí nace mi primer libro, ·”el agua de las emociones, un viaje de autodescubrimiento , de la razón a la emoción”…Buscando respuestas  a través de las palabras de lo que estaba ocurriendo en mi interior.

Por lo tanto , el coaching y la escritura , en mi caso, van íntimamente unidos.

A veces, soñar y decir lo que pensamos nos puede costar el que no nos comprendan. Es mejor ser un incomprendido con ideas que tener ideas para que todo el mundo las comprenda. La labor del escritor es decir lo que siente, aun a riesgo de quedarse solo en el universo.

Si sólo una persona de las que te lee, se identifica y cambia parte de su universo con tus palabras, date por satisfecho.

Así que no voy a renunciar a escribir ni a dedicarme al coaching. Por eso, mi marca Alientacoaching ,avanza, acompañado de personas maravillosas que he ido encontrando en mi camino, que creemos en un nuevo modelo de gestión personal y organizacional, donde las emociones , el coaching y el liderazgo se dan la mano para modelar el  Talento del siglo XXI…Sin renunciar a escribir, y seguir contando historias que me emocionen, y espero que sigan emocionando a los demás.

Gracias a todos por estos años de acompañamiento  desde  este lugar tan complejo que son las redes sociales. Gracias, porque tengo dos dedos que me duelen  igual…Cuanta razón tenía mi madre, como siempre.

Y termino contándoos para qué soy coach y escritor:

Soy coach para acompañar a personas y organizaciones  a convertir sus sueños y deseos  en metas alcanzables.

Escribo para entenderme a mí mismo  y dejar un legado emocional.

Manifiesto emocional

Captura de pantalla completa 20052013 92351

Eres una de las mejores razones para  luchar por un mundo mucho más emocional

Eres una de las razones para que mi vida  sea siempre un activo latente  y poderoso de voluntad, acción y determinación por la felicidad

Eres la viva expresión de las emociones que estás desarrollando: vida par tus ojos, fuerza para tus labios, energía para tus decisiones

Este mundo en el que vivimos, va a ser POTENCIAL de luz para ti, para tu generación….

Porque otro mundo es posible….

Y te lo voy a demostrar:

Derrocaremos a los que acumulan el poder de sentirse ajenos a lo que pasa alrededor

Transformaremos a los que adquieren riquezas a costa de hacer más pobre a sus hermanos

Daremos luz a los que ostentan el poder para que gobiernen para Todos por igual…con justicia social

Amplificaremos la voz de los que alzan sus manos pidiendo compartir, liderar emociones, contagiar pequeños destellos de felicidad…

Ha llegado el momento de dejar de llorar, de estar enfadados con el mundo, de propagar la cultura de la queja

HA LLEGADO EL MOMENTO DE CREER EN NOSOTROS MISMOS, EN NUESTRO PODER, EN LA DETERMINACIÓN DE ALZAR EL VUELO, SOLOS, ACOMPAÑADOS, SIN MIEDOO….

CON LA FUERZA QUE NOS DA EL SABER….que  somos CAPACES DE TRANFORMAR EN VIDA Y ALEGRÍA, las ausencias, la capacidad infinita de ser felices con todo lo que ya tenemos….

Vida y Dignidad

Copyright, 2013, J.L. Fuentes. Todos los derechos reservados

El acto de escribir.

Presentación1El acto de escribir es como ver a tu dios interior…Es el encuentro con cada anhelo, con cada estigma  decolorado que existe en el fondo de tu retina emocional. Pueden pasar los años, los efectos de la  melancolía, la risa y las lágrimas que acompaña al desembarco de las palabras. El Acto de escribir es una posición ante el mundo….Nacemos solos, morimos solos y escribes frente a la soledad de nuestra conciencia. Los personajes de mis relatos forman parte de mi territorio comanche, de mi isla de las palabras. Escribo para poder entenderme a mí mismo, para comprender mi dialogo interno, para darle voz a los que no tienen voz, a la creatividad de mis pensamientos. Escribo, para posicionarme ante un mundo que necesita la magia de las palabras, la dislexia de las emociones. No escribo para los demás, esa es la  vanidad del escritor. Escribo para salvarme de la ignorancia de no entender el mundo que me ha tocado vivir. Agradezco al universo la oportunidad de que mucha gente me lea, me  entienda, me comprenda e incluso se alinee con mis pensamientos: Esa es mi vanidad, mentiría si no la reconozco un día tan especial como hoy. Necesito a mis lectores porque me dan la energía que fluye cuando delante de mi ordenador, tecleo los nombre de Yago e Iciar, describo el acantilado de las palabras, navego por el salitre de la bahía acompañado al árbol del olvido, lloro junto al cuerpo inerte del gran pintor el gato Boniato. Prometo seguir luchando por existir, por eso escribo, para dejar parte de mi legado emocional transcrito en emociones que perduren más allá de mis huesos.

Feliz día Internacional del libro.

J. Luis Fuentes. Escritor-Coach-Trainer emocional.

Me gusta

Me gusta la gente que mira a los ojos, los que se aproximan a los labios, sin miedos… que no muerden, tan solo besan los sueños. Me gusta la gente que te abraza, cuanto me gustan los abrazos…la gente que toca. Anda, toca, toca, que mis músculos están cargados de la adrenalina de la ternura. Me gusta la gente que canta en la ducha, la que tararea canciones por las esquinas, las que van sonriendo siempre en los arrabales del encanto…la risa y la sonrisa nos acercan a nuestro dios interno. Me gusta la gente que se quita la corbata para jugar, me gusta la gente que juega, y los que se quedan con la corbata…también siempre y cuando me dejen deshacer el nudo. Me gusta la gente sin complejos, los que aceptan su cuerpo, sus michelines , sus arrugas, su estado físico y se permite D-I-S-F-R-U-T-A-R del placer de tomar (con exceso) dulces de besos de miel, milhojas de felicidad, plum cake de sonrisas, Tartas de seducción. Me gustan la gente que se remanga la ropa y se mete en la piscina… las que ayudan sin esperar recompensa, las que te ofrecen su pecho como flotador, las que comparten el mapa del tesoro. Me gusta la gente que oye la radio de noche, la que sueña con imaginar y ponerle cuerpo a las voces que escucha, las que sueñan en color, las que compone a la vida, su propia banda sonora. Me gusta la gente atrevida, la emprendedora, la cooperante, la decisiva, la valiente…Valiente buena gente. Me gusta la gente bohemia, dicharachera, la esculpe_sueños, la enemiga del desencanto. Me gusta la gente que en estos momentos está creando acción para salir de la Crisis.

 Y me gustas tú. Y tú también.

Somos Libres…

A todos los que se levantan por la mañana con el pie derecho pero cuando avanza el día se trastoca, a los que no les funciona el agua caliente de la ducha, a los que esperan largas colas para pillar un tren y marchar al trabajo, a los que pertenecen al departamento de los ausentes, a los que cada media hora sueña con una vida mejor, a los que la lluvia siempre les coge sin paraguas, a los que nunca tienen batería en el ipod, a los que se levantan a las tres de la mañana para ir al baño sin ponerse zapatillas, a los que padecen insomnio, a los que nunca encuentran su talla perfecta en las tiendas outlet, a los que no llegan ni al final de la semana, a los que se cansan de estar cansado, a los que se les va cayendo el pelo, a los que tienen un diario intimo tan intimo que ni ellos mismo conocen, a los que su amor no les hace caso porque ni siquiera le ha dicho que le quiere, a los que no ligan en las fiestas, a los que escriben sin ver publicados sus escritos, a los amantes de la naturaleza y viven en medio de fabricas sin jardines…

A los que reconocen que la equivocación es un camino hacia el aprendizaje, a los que han perdido el miedo a la palabra culpa reciclándola por responsabilidad, a los que han descubierto que el futuro se crea con acciones desde el presente, a los que no esperan nada de nadie porque son capaces de vivir con el regalo que la vida y lo que los demás les donan, a los dueño de sus propias emociones, a los que las emociones también le pueden, a los que los focos y las bambalinas nos les atraen, a los que prefieren la octava fila, ese lugar donde pueden contemplar su vida desde sin que sea un espectáculo….A los que viven, sí…A aquellos que en cada acción, cada segundo, cada momento vivido, disfrutado, sufrido, anhelado, experienciado, catártico, terapéutico, sincrónico, soñado,….es consciente de su ser.

A todos los que alguna vez se sintieron distintos, porque sienten, porque tienen ideas propias, porque nunca se operaron la conciencia, al los ricos que también lloran, a los que no saben nadar y se quedan en la orillita, a los que aprendemos poco a poco….atreviéndonos….A todos, absolutamente a todos. los que nos identifiquemos con una sola acción de las que he descrito…os digo,  que el mundo es nuestro, que solo nosotros podremos cambiar el futuro apostando por los sueños,  desarrollando nuestras emociones desde la fuerza de tu libertad: Tú eliges las reacciones de tus acciones. Es la magia de llevar las riendas de tu propia vida.

Porque la tierra es para los que soñamos

La tierra es para los que todos los días nacemos de nuestras cenizas

La tierra es para los que amamos la vida

Porque otro mundo es posible

Un mundo de encuentros, de fracaso, de aceptación de nuestros miedos.

Únete a la aventura de los buscadores de sueños….vuela tan alto como una cometa de lino…

Ámate sin complejos. Somos libres.

El coaching: un mercado para la excelencia.

Cuando quiero comprarme un buen vino, me dejo asesorar por  el tendero de mi barrio que es un experto somelier: durante años ha creado una sensibilidad especial para comprender los aromas perfeccionados del vino a base de barricas y perfumes naturales.

 

Cuando quiero  tomar un buen capuchino, suelo ir en mi ciudad a un pequeño café junto a la  catedral, donde un experto cafetero y una maquina italiana de las antiguas hacen que la nata, la canela y los granos cafeteros se conviertan en una explosión de matices para mis emociones.

 Me gustan los tomates duros, ni pasados ni en su punto. Que cuando se abran un color verde llene el plato, con su jugo, mezclado con un exquisito aceite de oliva. Siempre los compro en una frutería ecológica, donde trabajan  el lema” de la huerta a la mesa”. Increíble, poderosos, auténticamente naturales.

 Cuando necesito un libro que no encuentro, busco al mejor librero, el que lleva años absorbiendo las letras y paginas de sus innumerables estanterías.

 Y podría seguir, porque sigo un lema: cuando quiero lo mejor, me dejo asesorar por los mejores, los que llevan toda la vida haciendo de la excelencia, su modus vivendi.

Estas personas: libreros, fruteros, cafeteros, buscan la singularidad en cada una de sus acciones, en cada matiz profesional  y vivencial: poseen el secreto de la genialidad: pasión, creatividad y oficio. Es la receta de la excelencia.

 El coaching personal, el coaching ejecutivo, el coaching ontológico,…el coaching busca el encuentro del cliente con sus potencialidades, con la toma de conciencia del axioma “el poder está dentro de ti”.A través de las sesiones, el cliente aumenta su rendimiento desde su propio convencimiento, desde su esfuerzo personal. Sus crisis se convierten en potencialidades, sus cambios en transformaciones conceptuales que les llevan a modificar sus actitudes. El cliente es la luz, el coach el facilitador de propiciar el aumento sinérgico de sus capacidades.

 Ofrezcamos el mejor café del mundo, granos de autoconocimiento y autoconciencia, facilitemos el mejor vino, saboreado en pequeños sorbos  de altos rendimientos, coloquemos en un plato el trabajo maduro y responsable de un buen coach: humildad-aprendizaje y sentido de servicio.

 Si queremos que el coaching sea la revolución del siglo XXI, que cada vez sean más los clientes, empresas que apuesten por nuestros servicios, contagiemos el virus de la excelencia en todos nuestros actos. Cursos, seminarios, conferencias, titulaciones,coaching grupal, coaching individual.

 Porque un coach no es más   que un profesional que ha hecho de su trabajo una opción de vida , un somelier de las emociones, un  tendero de preguntas ecológicas, donde el cliente siempre apostará por comprar el producto estrella: metas alcanzables.

 Ofrece lo mejor  de ti a tus clientes y no te guardes tus mejores productos. El coaching necesita que estemos preparados para competir en el mercado más difícil que existe, la excelencia. Es nuestro certificado de garantía: la honestidad.